El Ayuntamiento baja el tipo de gravamen que se aplica al Impuesto de Bienes Inmuebles

El Ayuntamiento de Villacarriedo ha aprobado en el Pleno la reducción en el tipo de gravamen que se aplica en el Impuesto de Bienes Inmuebles (IBI) en el término municipal, siendo de un 0,50% para la urbana y de un 0,48% para la rústica.

Desde el Ayuntamiento, y a través de su alcalde, Ángel Sainz Ruiz, se ha explicado que esta medida se toma en virtud de la regulación catastral que se ha realizado en Villacarriedo, como consecuencia de la aprobación realizada por el Ministerio de Hacienda y Administraciones Públicas, viéndose afectados los inmuebles rústicos y urbanos del municipio.

En este sentido, y según se ha argumentado durante la celebración del Pleno municipal, la propuesta presentada por el actual equipo de Gobierno hace hincapié en la necesidad de disminuir el tipo que se viene aplicando en el IBI, al objeto de que en años sucesivos les resulte menos gravoso a los propietarios de bienes inmuebles.


Esta medidas se corresponde asimismo con otras iniciativas que se están desarrollando en el término municipal orientadas a la mejora de la calidad de los vecinos de Villacarriedo. Con la actual propuesta aprobada para 2017, la cifra de recaudación según el estudio realizado, bajaría a poco más de 45.000 euros para el presente año, pero sería mayor en más de 54.000 euros a lo recaudado en 2015.